Las SDN, también conocidas como redes definidas por software, son un conjunto de métodos de gestión en el que se utilizan controladores o interfaces de programación de aplicaciones (API) para controlar el tráfico de la red e interactuar con la infraestructura de hardware subyacente. También pueden ser entendidas como una arquitectura de red que no depende de routers o switches para cumplir la misma labor. ¿Qué las vuelve necesarias para las empresas? Tecnosys te lo explicará en el siguiente artículo. 

Aplicaciones de las redes definidas por software

Mientras que la virtualización de red, un tema abordado previamente, permite  segmentar distintas redes virtuales dentro de una red física, las SDN proporcionan una nueva forma de controlar el enrutamiento de los paquetes de datos a través de un servidor centralizado. Sin esta estructura, muchos de los servicios y aplicaciones actuales, especialmente los que dependen de la nube, no podrían funcionar. La transferencia de datos a través de sitios distribuidos es esencial y por eso es que resultan tan beneficiosas. 

Entre otras aplicaciones, las redes definidas por software pueden desplazar cargas de trabajo rápidamente dentro de una red. Por ejemplo, dividir una red virtual en secciones que permita a los proveedores de telecomunicaciones trasladar los servicios del cliente a servidores más económicos. También facilitan que cualquier red se flexibilice y crezca a medida que los administradores añadan o eliminen máquinas virtuales, ya sea que estén en el entorno local o en la nube.

¿Por qué son tan necesarias?

SDN representa un paso adelante sustancial con respecto a las redes tradicionales, ya que permite tener un mayor control, velocidad y flexibilidad en las operaciones dentro del trabajo. En vez de programar manualmente varios dispositivos de hardware específicos del proveedor, los desarrolladores pueden controlarlo simplemente programando un controlador estándar basado en software. También tienen más flexibilidad para elegir el equipo de redes y un solo protocolo para comunicarse con cualquier número de dispositivos.

Ventajas para las empresas

Pero eso no es todo. También otorga infraestructuras de redes personalizables donde los encargados tendrán total libertad de configurar los servicios de redes definidas por software y asignar recursos virtuales en tiempo real a través de una ubicación centralizada. Otro punto que juega a su favor es la seguridad, detectando amenazas que atenten contra información de la empresa para tomar acciones inmediatas. Por lo que sí, ofrece un paquete completo de versatilidad, confianza y administración para los usuarios, siendo no solo necesarios, sino también importantes para las industrias. 

Diferencias con las redes tradicionales

Llegados a este punto se logra entender que, tanto las SDN como las redes tradicionales funcionan de maneras muy diferentes. Mientras que las primeras se basan en el software, los segundos parten su concepción desde el hardware; y como el plano de control está basado en el software, son considerablemente más adaptables que las otras siendo esa la diferencia que más los marca: su infraestructura. También encontramos que son mejores en la seguridad, por garantizar una experiencia completa de vigilancia y administración. 

Sin embargo, no están exentas de errores. De hecho, las redes definidas por software gozan de rutas mucho más seguras pero todo eso gracias a que hacen uso de un controlador centralizado. Preservarlo intacto será crucial para no comprometer su funcionamiento; por lo que sí, podría verse como su único punto de fallo ya que representa una posible vulnerabilidad de las SDN. Otro aspecto que habrá que sopesar es el hecho de que no están diseñadas para todo el mundo, sino que se crean pensando en empresas grandes y no necesariamente en las PYMES. 

Modelos de SDN

Aunque la premisa de un software centralizado que controla el flujo de datos en los conmutadores y enrutadores se aplica a todas las SDN, eso no ha sido impedimento para que en pleno año 2021 existan diferentes modelos en el mercado de la tecnología que acompañen los debidos procesos de las empresas. Los más conocidos son: las SDN Abiertas, por API, Modelo de Superposición y las Híbridas. Para entender mejor sus aplicaciones, pasamos a explicarlas punto por punto:

  • SDN abierta: El plano de datos se controla mediante un protocolo elaborado por los administradores de red, tanto en conmutadores virtuales como físicos.
  • SDN por API: En lugar de utilizar un protocolo abierto, las interfaces de programación de aplicaciones (API) gobiernan el modo en que los datos pasan de un dispositivo a otro en la red.
  • Modelo de superposición de SDN: Una red virtual implementada sobre una arquitectura de hardware crea túneles dinámicos hacia numerosos centros de datos locales y remotos. Divide el ancho de banda entre varios canales y asigna terminales a cada uno de ellos, dejando la infraestructura física inalterada.
  • SDN híbrida: Combina la red definida por software con los protocolos de red tradicionales en un solo entorno a fin de respaldar las diferentes funciones de una red. Los protocolos de red estándar siguen dirigiendo parte del tráfico, mientras que la SDN asume la responsabilidad de otra parte.

Información de contacto

Si quieres saber más sobre las redes definidas por software, da Clic Aquí y visita nuestra página web. Para una atención personalizada, llama a los teléfonos de venta (01) 242 – 2166 y (01) 242 – 2400 o escríbenos a nuestro correo electrónico ventas@tecnosys.com.pe. Encuéntranos en Pasaje Los Pinos, N° 156 Int B13 Miraflores, Lima – Perú. Tecnosys, tecnología para trascender.